Fruto de gran tamaño con forma asimétrica y alargada que recibe su nombre por su ápice sobresaliente y puntiagudo.

Es la cuarta variedad más extendida por el sur de España con aproximadamente 35.000 hectáreas cultivadas concentrándose en el sur de la provincia de Córdoba.

Su brillante color dorado exhibe tonos verdes.
Aromas de almendra verde, plátano verde y flores frescas.
Su frutado sabor exhibe matices de plátano verde,
manzana verde y hierbabuena.
Con armonía excepcional, gran complejidad y alta persistencia.