Fruto de gran tamaño que toma su nombre del aspecto blanquecino de la parte inferior de sus hojas (en comparación con otras variedades de olivo).

Es la tercera variedad más extendida por España con aproximadamente 265.000 hectáreas cultivadas que se concentran en Andalucía, en el sur de España.

Su brillante color dorado exhibe tonos verdes intensos.
Aromas de plátano, fruta verde y césped verde.
Su frutado sabor exhibe matices de alcachofa, trébol y alfalfa.
Con armonía excepcional, gran complejidad y alta persistencia.